¿Sabías qué el cajero automático se inventó gracias al chocolate?

???

En 1965, John Shepherd-Barron, un escocés que vivía en el campo y acostumbraba a ir al banco los días sábados para sacar dinero ¡llegó tarde por un minuto! Como consecuencia de este contratiempo comenzó a pensar en una solución. Según él mismo cuenta en una entrevista a la BBC “se me ocurrió la idea de crear una máquina que entregara efectivo en lugar de chocolates”. Ese mismo año se encontró con un directivo del Banco Barclays y le explicó su idea. Más tarde aprobaron el proyecto y le encargaron el desarrollo de este invento. El 1° de junio de 1967 comenzó a funcionar en Enfield, un pueblo cercano a Londres, el primer cajero automático. Para accionarlo se utilizaba un cheque impregnado de una sustancia ligeramente radioactiva, el carbono 14, que era detectado por la máquina. La validación se efectuaba con un número de 4 dígitos y el monto máximo de dinero que se podía entregar era de 10 libras esterlinas.

De allí en adelante, los cajeros automáticos fueron evolucionando, los cheques fueron reemplazados por las tarjetas plásticas y, en la actualidad, se puede retirar mucho más que 10 libras esterlinas.

En cuanto al futuro de los cajeros automáticos su inventor conjetura que el dinero en efectivo tenderá a desaparecer en algún tiempo, y que será reemplazado por el teléfono celular, que se utilizará incluso para pequeñas transacciones.

Mientras tanto, las tabletas de chocolate que fueron la inspiración de los cajeros automáticos, siguen siendo una exquisitez cuyo consumo no decae.

Fuentes:

Museo Histórico y Numismático, José Evaristo Uriburu (h) Los aztecas y el uso del cacao como moneda. 2016

Entrevista a John Shepherd-Barron

Muere el inventor del ATM