Usar tarjetas de Débito y Crédito y sus diferencias

La tarjeta de débito es un instrumento financiero relacionado con una cuenta bancaria que permite operar con la entidad a través de cajeros automáticos (consultar saldos, realizar depósitos o extracciones de efectivo, pagar servicios, y enviar transferencias entre otras operaciones) o realizar pagos en diferentes comercios. Imagen alusiva sobre cómo usar tarjetas de Débito y Crédito

La principal característica es que los montos utilizados se descuentan automáticamente de la cuenta del titular, razón por la cual se debe contar con los fondos necesarios para su utilización.

La tarjeta de crédito es un instrumento de pago que debe ser gestionado en una entidad financiera o en una empresa emisora de tarjetas de crédito y será otorgado al solicitante si cumple con los requisitos exigidos. La entidad le brindará un monto de crédito por el que podrá operar y estará relacionado a los ingresos del solicitante.

A diferencia de la tarjeta de débito los fondos a utilizar no deben estar depositados previamente, sino que a medida que se vaya utilizando para retirar efectivo o realizar pagos se ira generando automáticamente una deuda.

Generalmente esta deuda se debe cancelar mensualmente, para lo cual la entidad envía un resumen con todas las transacciones realizadas, la fecha de vencimiento y el monto adeudado.

Este importe puede ser cancelado total o parcialmente y la deuda pendiente acumulará intereses.

Una ventaja que otorgan las tarjetas de crédito es la posibilidad de pagar compras a plazos.

 

Tarjeta de Débito

Tarjeta de Crédito

¿Otorga efectivo?

Debe estar el dinero previamente depositado la cuenta

Hasta el límite de crédito otorgado

¿Sirve para pagar bienes y servicios?

¿Otorga crédito?

No


Genera intereses por los saldos impagos a su vencimiento

¿Cuál es el método de pago?

Con un débito instantáneo  en su cuenta

Con un pago mensual al recibir el resumen de cuenta

¿Hay alguna tarifa por el uso de la tarjeta?