Pedir créditos

Al momento de solicitar un crédito, independientemente de su tipo (hipotecario, prendario, personal, etc.) se debe identificar que entidades otorgan los mismos y entre ellos determinar los que resulten de su interés.

Una vez realizada esta selección, es conveniente reunir toda la información disponible sobre los costos que se deberán afrontar una vez otorgado el mismo. Imagen alusiva sobre como pedir créditos

Para una primera aproximación sobre el particular, puede ser útil la información que deben publicar as entidades en sus sitios web para los productos en general.

Se debe tener en cuenta que la tasa de interés es sólo uno de los componentes que conforman el costo de un crédito.

Por ese motivo, para la correcta comparación de costos se debe utilizar el Costo Financiero Total (CFT) del mismo que incluye la tasa de interés efectiva anual (TEA) y todos aquellos costos asociados a la operación (tales como seguros, impuestos, entre otros).

También se deben analizar los requisitos que solicita cada entidad y la posibilidad que tenemos de cumplir con los mismos.

Una vez efectuada la selección de la entidad donde solicitaremos el préstamo es conveniente contactar a la misma para aclarar todas las dudas que tengamos acerca de las características o condiciones del préstamo que queremos solicitar.

Deberá asegurarse de conocer las obligaciones que tendrá que cumplir y verificar que sean adecuadas a su presupuesto y que las podrá cumplir sin dificultad.

La firma de un contrato referido a un producto o servicio bancario conlleva la aceptación de las obligaciones y los derechos que ahí se especifican. Por ello, antes de firmar, es conveniente que siempre lea y comprenda el contenido de todos los documentos que el banco le solicita y procurar que se le entregue una copia del mismo.